Teatro / Review

El clásico de “La cantante calva” llega a La Latina

Llega a la Latina una de las comedias más conocidas de todos los tiempos: "La cantante calva". Y lo hace con un reparto de lujo encabezado por Adriana Ozores, Fernando Tejero, Joaquín Climent, Carmen Ruiz, Javier Pereira y Helena Lanza

El 11 de mayo del 1950 se estrenó, por vez primera, una de las comedias más conocidas de la historia del teatro contemporáneo: “La cantante calva”.

Ahora, en pleno 2018, esta obra volverá a estar sobre un escenario gracias a la adaptación que Natalia Menéndez ha hecho de la pieza. Luis Luque se encarga de dirigir a un elenco de actores de bandera donde podremos ver a grandes nombres de la escena actual como es Adriana Ozores o Fernando Tejero. 

“La cantante calva”, obra de Ionesco, llega a Madrid

Si por algo es conocida la obra de teatro “La cantante calva” es porque se trata de una pieza que se incluye dentro del denominado “teatro del absurdo” Su autor, Ionesco, fue uno de los nombres más sobresalientes de este subgénero teatral y, con “La cantante calva”, consiguió su culminación como autor.

Se trata de una de las comedias más representadas en Francia y que, ahora, podremos disfrutar en Madrid, concretamente, en el teatro La Latina.

El absurdo aparece incluso en el título de la obra

Y es que Ionesco era, sobre todo, un tipo peculiar. Estaba muy vinculado con lo absurdo y el título de “La cantante calva” lo puso porque, contra todo pronóstico, en la obra no aparece ninguna cantante calva, ni tampoco cabelluda. Un guiño sorprendente y humorístico que ya nos presenta la originalidad de esta pieza que estamos a punto de disfrutar.

“La cantante calva”, una tragicomedia sobre la vida

Esta obra teatral está concebida como una comedia. Pero, como ocurre siempre en la vida, los polos opuestos se atraen. Por tanto, es una comedia que nace de una tragedia. Por ello, durante la obra asistiremos a situaciones absurdas y surrealistas acerca de nuestra forma de vivir en el mundo. Una narración de sucesos hilarantes que, sin embargo, refleja un gran gran problema: la estupidez del ser humano.

En “La cantante calva” nos encontramos a diferentes personajes como, por ejemplo, un matrimonio que habla pero no se escucha. La falta de comunicación que hay entre las personas es, también, el punto de partida de esta comedia cargada de trabalenguas, interrupciones, incongruencias…

Palabras del director

Hace sesenta y siete años del estreno de ‘La cantante calva’, obra de un autor joven y desconocido al que, según él, no le gustaba el teatro. Eugène Ionesco estrenaba la que, podría decirse, se convertiría automáticamente en una obra culmen del teatro del siglo veinte y una de las obras más representativas del llamado teatro del absurdo. Una gran comedia que es en sí misma una gran tragedia.

Se ha dicho que el teatro de Ionesco, el teatro del absurdo, podía suponer, en cierto modo, un teatro de advertencia social (así se llegó a catalogar a algunas de sus obras) creo que esa etiqueta queda obsoleta y que habría que reemplazarla por otra etiqueta que transformara la advertencia en condena. De ahí la urgencia de volver a despertar a la cantante, que su no-canción vuelva a recordarnos el galimatías social en el que nos encontramos y que nos deja tan perplejos y tan desorientados.

Luis Luque, director de “La cantante calva”

Share post