Indiemaster / Ya a la venta

Primavera Sound 2018. Rutas recomendadas (sábado 2)

El Primavera Sound 2018 está a la vuelta de la esquina. Como cada año, os proponemos una ruta para cada día de festival: itinerarios que presentan bifurcaciones por los temibles solapes entre conciertos. En un evento de tal envergadura no es posible abarcarlo todo, pero siguiendo nuestros consejos disfrutaréis de un fin de semana lleno de estímulos y muchísima música.

(Viene de la Ruta del viernes 1 de junio)

Novatos y expertos, todos comentemos los mismos errores ante el inicio del Primavera Sound, uno de los mejores festivales de música del mundo. Su cartel es tan inmenso, las bandas tan apetecibles y el entorno tan estimulante, que uno se quiere comer a bocados toda la programación desde el primer día. Tentación de ilusos. Pero ni se puede ni se debe. Además de por ser inabarcable debido a las leyes física y naturales que impiden a los mortales la onmipresencia, porque el festival dura tres larguísimos días (cinco si contamos el prólogo y el epílogo) y hay que administrar la energía de manera racional y humilde. Si quemamos todo el combustible el jueves, ¿quién llegará en condiciones al sábado?

Las rutas que te recomendamos, si bien tienen en cuenta el carácter humano de los asistentes al Primavera Sound, son ambiciosas y no atienden a resacas, a grupos de amigos a los que hay que pastorear para que no se pierda nadie o a interferencias como por ejemplo comer, beber y otras necesidades vitales. Teniendo en cuenta todo esto, ¡A por todas!

Kyle Dixon & Michael Stein (Auditori, 14:00)

La segunda sesión de los creadores de la música de Stranger Things, uno de los fenómenos televisivos y musicales más populares de los últimos años, sí que no nos la perderemos por nada del mundo. Es el Auditori, además, el lugar perfecto para que el universo de la serie de Netflix cobre vida. Hace menos de dos meses Dixon y Stein presentaron el espectáculo en la sala Barts de Barcelona, pero las dimensiones de este nuevo emplazamiento, así como la doble sesión, permitirán a la ingente masa de seguidores de la serie y su banda sonora disfrutar de la inmersión imaginativa que promete este concierto.

Núria Graham (RayBan, 17:00)

A caballo entre la promesa que es (por su corta edad) y el referente en el que se está convirtiendo (gracias a una trayectoria fulgurante y marcada a zancadas), Núria Graham afronta su segunda participación en el Primavera Sound con el crédito que se ha ganado recientemente con su nuevo disco, Does It Ring a Bell?. La artista catalana avanza a pasos agigantados en la construcción de su sonido personal, definiéndolo y puliéndolo en cada pieza sin depender en absoluto de influencias o cánones prefijados. ¿Rock? ¿Pop-rock? ¿Indie? Da igual como lo llamemos mientras su guitarra nos hable con tanta claridad.

Christina Rosenvinge (Seat, 18:00)

Pero claro, si hablamos de referencias, Christina Rosenvinge se lleva la palma. A sus 56 años la madrileña vive su mejor momento artístico, y Un hombre rubio es la prueba de ello. Cuando la mujer y su papel en el mundo aflora en un gran número de obras y movimientos artísticos, ella va y saca un disco sobre el papel y el rol del hombre: un trabajo que surge de la memoria de su padre, “un hombre horrible que fue víctima de sí mismo”, y compuesto desde “un yo masculino indefinido”. Si ya era una artista interesante y suficientemente célebre como para que cualquier actuación suya resultara apetecible, ahora con este pedazo de álbum sus conciertos se ha convertido en visita obligada.

Car Seat Headrest (Mango, 18:55)

Will Toledo habría venido a salvar el indie-rock si éste hubiera necesitado ser salvado. El género vive una nueva edad de oro con personajes como él a la cabeza. Su proyecto Car Seat Headrest es una factoría inagotable de canciones herederas del pedigrí de bandas como Pavement, Archers of Loaf o Built to Spill, un catalizador de ese espíritu de lo cotidiano mezclado con la libertad de movimientos estilística. Recientemente han reversionado un álbum antiguo, pero la banda de Toledo es de esas a las que puedes ver en directo sin necesidad de conocer al detalle sus temas: todo suena auténtico, natural y con la misma coherencia de principio a fin.

Jane Birkin (Seat, 19:50) / Ariel Pink (RayBan, 20:25)

Quizá llegue el día en el que un holograma, o incluso el propio Serge Gainsbourg revivido en carne y hueso, actúe en el Primavera Sound, pero mientras ese fututo blackmirroriano no llega, lo más cerca que estaremos de él es ver a Jane Birkin con su espectáculo Gainsbourg: Le Symphonique. Secundada por la Orquestra Simfònica del Vallès, la actriz y cantante británica rendirá homenaje al gran icono de la canción francesa bla bla bla… pero claro, tendremos a Ariel Pink haciendo lo suyo en el RayBan, y con el fantástico álbum que se sacó el año pasado de la chistera, no es de recibo perdéreslo.

Lykke Li (Mango, 21:25) / Slowdive (Primavera, 21:30)

Houston, tenemos un problema. Dos décadas de silencio discográfico no se compensan con un disco, por glorioso que haya sido, y con tres visitas en cuatro años. La deuda que tienen Slowdive, sumado a la cuerda que han ganado con su álbum de retorno, dan para que les prioricemos durante otros veinte años más. Para más inri, puede que los nuevos temas de Lykke Li, a la espera de que salga el álbum, no hayan convencido a todo su público potencial. El viraje hacia planteamientos sintéticos, casi urbanos, puede dejar frío a su oyente medio habitual, que no termina de enlazar su nuevo rumbo con el antiguo reconocible. ¿Duda resuelta?

Lorde (Seat, 22:25) / Grizzly Bear (RayBan, 22:35)

Lorde es la estrella de hoy y de mañana, una de las artistas más unánimemente reconocidas de 2017. Alguien capaz de darle al pop cuerpo de género culto. Pero precisamente por eso podemos contar con un futuro lleno de éxito y de conciertos en nuestro país. Los de Grizzly Bear por estos lares, sin embargo, se cuentan con menos dedos de los que hay en una mano pese a llevar en la cumbre de lo suyo (¿indie-rock artístico de habitación?) más de diez años. Primavera Sound 2007, 2010 y 2013. Nada más. Ante un grupo de culto de estas características, y con el extraordinario Painted Ruins en el mercado desde hace casi un año, su actuación puede rivalizar perfectamente con la de la nueva reina del pop; máxime cuando hace poco más de medio año que ésta debutó en directo en nuestro país.

Arctic Monkeys (Mango, 23:50) / Oneohtrix Point Never (Bacardi Live, 00:10) / Deerhunter (RayBan, 00:50)

A nadie se le escapa que Arctic Monkeys son el principal reclamo de esta edición del Primavera Sound. No habrá argumento capaz de derribar esa idea. Ni siquiera uno traducido en música por Daniel Lopatin, responsable de Oneohtrix Point Never, uno de los productores que más están tirando de la electrónica hacia la vanguardia. Pero es que la publicación de Tranquility Base Hotel & Casino, el sexto álbum de los británicos tras cuatro años de silencio, ha sido como el segundo advenimiento de Jesús, recuperando un trono que les pertenece casi desde la primera nota que esgrimieron. Lástima que su concierto también se coma la posibilidad de volver a ver a Deerhunter, un clásico del festival con nada menos que ocho actuaciones en su historial (¿los que más después de Shellac?)

A$AP Rocky (Seat, 01:40) / Jon Hopkins (Bacardi Live, 01:30) / Beach House (Primavera, 01:55)

El Parc del Fòrum (y el mundo en extensión) se dividirá de manera armónica entre tres propuestas que podrían configurar los extremos de un triángulo que engloba al 75% de los géneros populares en occidente. El planteamiento de rap estelar de A$AP Rocky por un lado, la electrónica gélida y calculada del británico Jon Hopkins por otro y el dreampop categórico de Beach House. Como estos dos últimos vienen con nuevos y notables discos recién publicados, démosles un poco de prioridad. Cierto es que tragarse un directo de Victoria Legrand y Alex Scally a las dos de la mañana puede conducirnos directamente al quinto sueño (previa maldita búsqueda de taxi, infinito viaje a casa, etc.). Ahí que sea el cuerpo quien decida. Si aguanta, una sesión de Hopkins puede ser oro molido.

The Blaze (RayBan, 03:10)

Uno de los capítulos finales de cualquier Primavera Sound tiene que mirar hacia adelante. Tenemos que salir del festival con la sensación de haber visto a los artistas del futuro antes que nadie, de haber vivido algo único que luego otros solo podrán repetir imitándote, imitando al Primavera, siguiendo sus pasos como ha ocurrido la última década. The Blaze en el RayBan, haciendo gala de su seductor pop electrónico y de una puesta en escena cinemática, podrán inocularnos esa idea a modo de cierre…

DJ Coco (Primavera, 04:15)

… Porque la sesión de DJ Coco no es un cierre, es un ritual. Y así es como se mantiene año tras año, nazca quien nazca como competidor, a una congregación de fieles creyentes.

Share post