Música

We K-Pop

La historia del K-Pop contada en videoclips

¿Qué es el K-Pop? ¿Eres kpoper? Te contamos la historia de este género musical que está siendo todo un éxito en todo el mundo para que conozcas todos sus secretos.

¿Qué es el K-Pop? ¿Cuándo se originó este género musical del que todo el mundo habla? Para descubrir la historia del K-Pop vas a tener que abrir bien tus ojos y tus oídos, porque lo que viene a continuación es un viaje en el tiempo a través de las bandas y artistas más influyentes de este género que transformaron y catapultaron el pop coreano más allá de los límites de tu imaginación.

Para empezar: K-POP es la abreviación de ‘Korean Popular music‘, es decir, música pop coreana originalmente de Corea del Sur. Pese a que su ingrediente principal y en gran medida sea el pop, su éxito está precisamente en la combinación con otros géneros musicales como el hip-hop, rock, R&B, electrónica y dance e incluso rap. Su peculiaridad no está sólo en sus bases musicales; sus IDOLS (es decir, sus estrellas), sus coreografías y su estética son la construcción de uno de los géneros musicales más exitosos del mundo.

Pero el K-Pop no siempre ha sido así. Un cóctel de colores y música. De hecho, su historia se construye precisamente por los cambios rompedores y mezclas impensables que se produjeron dentro de su género para ser hoy lo que es.

 

Orígenes históricos del K-Pop

Vamos a ponernos serios/as e históricos/as de verdad. El éxito del K-Pop nos suena a algo muy reciente, pero su construcción y evolución a lo largo del tiempo ha sido resultado de años y años de lucha y cambio. Que no lleve mucho tiempo en la industria musical no significa que no existiera antes. Así que, vamos a situarte bien:

Nos vamos a 1945. Segunda Guerra Mundial y Guerra Fría. Varios frentes: EE.UU., la URSS y Japón. Ocurren los bombardeos atómicos en Hiroshima y Nagasaki, Japón ocupa Corea… y finalmente, queda divida en dos: 한반도 분단, Corea del Norte y Corea del Sur.

Corea del Norte (북조선) ocupada por la Unión Soviética, comenzó a industrializarse (sobre todo en la industria química y del acero) y Corea del Sur (남한), ocupada por los Estados Unidos, sobrevivía a través de la agricultura y producción de alimentos. En 1950, las tensiones entre ambas partes estallaron en una guerra que duró 3 años pero cuya herida sigue a día de hoy abierta.

 

Por la presencia de las tropas americanas en Corea del Sur, comenzaron a verse las primeras influencias de la cultura occidental: algunos bares, discotecas y clubs se pusieron en marcha, Marilyn Monroe o Louis Armstrong van a visitar a los soldados en Corea… y todo esto, comenzó a llamar mucho la atención de los/las locales cambiando gradualmente sus hábitos de consumo y sus gustos (particularmente, en el entretenimiento).

 

 

Los 90 y la ola hallyu

Los años noventa fueron una década especial en todo el mundo. La música popular coreana hasta entonces había supuesto un cambio cultural importante en Corea del Sur pero con la llegada de Taiji & The Boys en 1992 todo cambió por completo.

¿Eso es… rap? ¿Y lo que están bailando es… hip-hop? Por natural que te parezca, Seiji & The Boys fueron la primera banda en llevar a un plató de televisión géneros occidentales como el hip-hop, rock, punk o techno. El público enloquecía al ver esas coreografías tan sincronizadas y esos ritmos tan nuevos y sorprendentes.

Un músico y productor surcoreano, Lee Soo Man, fue una de las primeras personas en darse cuenta de que el K-Pop iba a ser el futuro de la industria musical. Lee Soo Man estuvo una larga temporada en Estados Unidos, donde descubrió el poder de Michael Jackson o Madonna en directo. El efecto que ellos/as producían sobre las masas de fans fue algo que apasionó al productor surcoreano, y le llevó a fundar en 1995 una de las más grandes compañías de entretenimiento que existen: S.M Entertainment.

Y fue así como el concepto de ‘idols‘ lo empezó todo y la ola Hallyu (한류) acababa de nacer.

H.O.T fueron los primeros idolband de la escena kpoper. Tuvieron un gran éxito en Corea del Sur con S.M Entertainment y llegaron incluso a Taiwan y China en lo más alto de las listas. A ellos le siguieron bandas como Sechs Kies, SES, Fin.KL, NRG, Shinhwa y G-O-D entre otros.

Visto el éxito de S.M Entertainment y el buen ojo de Lee Soo Man, otras empresas como YG Entertainment (fundada en 1996 por Yang Hyun-suk) y JYP Entertainment (en 1997 por JY Park)  o DSP Entertainment  (1991 por Lee Ho Yeo)  saltaron a escena como competencia.

Pero, fue BoA la que abrió la gran ventana al K-Pop más allá de cualquier frontera.

 

BoA fue la primera artista coreana en ser conocida a nivel internacional, convirtiéndose en una superidol en toda Asia. Con el lanzamiento de ‘Listen to My Heart’, S.M. Enterteinment entrenó a BoA para ser una artista con toques japoneses y coreanos. Una mezcla explosiva que en un principio no sentó nada bien por los conflictos entre Japón y las dos Coreas: estaba prohibido la importación y exportación de entretenimiento entre los países, y tras la caída de estas barreras, BoA fue el primer ejemplo de que las barreras no existen.

Las primeras posiciones en las listas de éxitos eran para BoA. Y es que, ella era el claro ejemplo de lo que significa ser un/a idol: habilidades multilingües, baile, canto y capacidad de expresar ante cámara el sentimiento de la música. Es la única artista que tiene más de dos millones de álbumes vendidos en Japón, codeándose con las japonesas Ayumi Hamasaki y Koda Kumi:

 

Los 2000’s hasta hoy

Con BoA, la ola Hallyu (한류) cada vez era más y más grande: la cultura coreana estaba deseando mostrarse al mundo y lo hizo con sus mejores estrellas. Otros idols como Rain, Wonder Girls o  2NE1 entre otras comenzaron a cosechar sus primeros éxitos.

En abril de 2005, TVXQ 동방신기 (acrónimo de Tong Vfang Xien Qi) o también conocidos por sus fans como DBSK (Dong Bang Shin Ki) lanzaron su primer sencillo. Y desde su debut lanzaron nada más ni nada menos que 7 álbumes y más de 20 sencillos en coreano, 7 álbumes y más de 40 sencillos en japonés. Fue así como se ganaron el título de ‘Reyes del K-Pop‘.

Y ese mismo año, Super Junior sorprende a los y las kpopers en toda Asia presentando por primera vez algo nunca visto: Han Geng, músico y compositor de origen chino, se incorpora a la banda como integrante oficial. Durante los primeros 3 meses, Han Geng tuvo que cubrirse siempre el rostro con máscaras en cualquier aparición pública o en actuaciones en videoclips. ¡Imaginaos como sentó la noticia!

En 2008, Big Bang demuestra que el K-Pop sigue avanzando: con la presentación de ‘Lies’ demostraron a la industria musical que los y las artistas también podían formar parte del proceso creativo y de producción de su música ya que lo hicieron íntegramente ellos mismos. Y fue así como los y las idols empezaron a poder agarrar las riendas de su destino:

Y ahí no acaba todo: Wonder Girls consiguieron que su vídeo de ‘Nobody‘ fuera el más viral de 2018-2019 con una fórmula nueva: introducir letras en inglés en sus lyrics. ¡Para llegar a más gente y darle vidilla!

Fue tal su éxito, que los propios Jonas Brothers contó con ellas como artistas invitadas en sus conciertos:

Pero esa estética tan dulce, tan femenina (o tan ‘girly‘ como algunos/as dicen)… duró muy poco hasta que llegaron 2NE1 투애니원: mujeres guerreras, empoderadas, kpopers con mucho, mucho gancho:

Está claro que CL, Dara, Bom y Minzy no son colegialas ingenuas ni tampoco ‘señoritas finas’. Ellas también tienen garras, y a partir de este punto, las artistas K-Pop adoptaron estéticas más punk, originales, arriesgadas y poderosas como ellas. ¡Mola!

Sin embargo, para dolor de muchos amantes del K-Pop y para incredulidad de otros/as, el gran reconocimiento mundial hacia el K-Pop lo consiguió PSY, con el famosísimo Gangnam Style:

¡Ojo! No significa que PSY sea un gran referente del género, puesto que ha levantado grandes debates en torno a si es Gangnam Style realmente pop coreano o no. La respuesta es: su producción fue realizada en Corea, fichaje de YG Entertainment… y pese a no cumplir con el cánon de idol hizo que Youtube modificara las cifras de visualizaciones porque registró BILLONES de visitas. Cada uno/a que saque sus propias conclusiones 😉

Pero quienes mandan en las listas de ventas discos físicos, son EXO:

Son los reyes de las preventas y ventas de entradas, prereservas y ventas de discos… y con ellos, se comienza a cuidar mucho más la producción de los vinilos, CD’s y el merchandising. ¡Los reyes del detalle!

Pero… ¡¿Y BTS?! BTS merece un capítulo para ellos solitos: en 2017 se convierten en la primera banda K-Pop en conquistar Estados Unidos. BoA, Super Junior, TVXQ y otros titanes del género ya lo habían intentado, pero el mercado americano era duro y poco dado a la cultura coreana.

Algo difícil, pero no imposible para BTS:

Han colaborado con Steve Aoki, Nicki Minaj, Chainsmokers, Halsey... y su A.R.M.Y es el ejército de amor y fans más grande del mundo, del que seguramente tú también formas parte.

Si quieres saber más sobre BTS… ¡Sigue por aquí!

¡Quiero saber más sobre BTS!